Bienvenidos a nuestro blog somos los Pastores Victor & Sonia Ortiz Pastoreamos La Iglesia de Restauracion Palabra de Vida,CIPP ubica en elizabethtown Kentucky en este blog podras encontrar material de edificacion al igual que chat y programacion en vivo para mas inf 1-484-756-0387

lunes, 10 de noviembre de 2014

Falso Evangelio de la Prosperida


El veneno espiritual, del falso evangelio de la prosperidad, que muchos tele-predicadores, “inyectan” a diario a miles de incautas almas ya sea en sus “clubes” o también llamados: “iglesias” o por televisión, no lo hacen por el interés o bienestar de sus ciegos seguidores, si no por una simple y sencilla razón: ¡La Avaricia!
Los seguidores de estos hombres, quienes los aman casi al borde de la idolatría, no quieren entender, y algunos de ellos no quieren conocer, que sus “padres” espirituales, anunciadores del falso evangelio de la prosperidad; que a la sazón se hace llamar “apóstoles”, “profetas”, “pastores”, etc. Los mantienen adormecidos en la ignorancia bíblica y los envenenan espiritualmente con sus falsas enseñanzas, con la única finalidad de aprovecharse de sus vidas y en especial de sus ingresos económicos. Esta motivación está cargada nada más y nada menos que de pura avaricia.

Estos son los Mercaderes, de la fe, a quienes vemos en los “pulpitos o escenarios”, con actitudes altaneras y luciendo toda clase de ornamentos, para mostrar a la audiencia engañada que el lujo y el confort es sinónimo de “bendición”. Moviéndose de un lado a otro, dando saltos y brincos mientras mezclan alguna breve enseñanza bíblica manoseada para sustentar su avaricia con chistes y burdas frases dizque para hacer más amena y “dinámica” la “predicación”. ¡Qué terrible! Estos mercaderes de la fe, no dudan en “vender” hasta sebo de culebras con un manto de espiritualidad, con la finalidad de tener un grupo de individuos cautivos de donde exprimir y explotar, su torcida fe en los hombres, sus ingresos y sus fuerzas, con el único fin de mantener su ¡Avaricia!
Detrás de esa avaricia se esconden muchas motivaciones, alguna de ellas tienen asidero en estos enunciados:

Miran a su “congregación” o “matadero espiritual” como una empresa, a la que han diseñado con precisión para lucrar.

En su mente y corazón, su llamada “iglesia” es un mero negocio, por medio del cual viven. Vendiendo productos intangibles esotéricos como:

■Humanismo, la exaltación del hombre.
■Historias de “éxito” donde Dios es lo que menos importa y lo que más reluce es el cultivar el ego.
■Fabulas, cuentos de viejas, historias de apariciones, etc., con la finalidad reemplazar la verdad bíblica y la fe en la palabra de Dios.
■“sueños”,
■“falsas profecías” los productos más “vendido”,
■“la visión”,
■“la unción”,
■“Propósito para tu vida (Que se traduce en pasión por las riquezas)”
■“las coberturas”,
■“el espiritismo” contacto con demonios, se conoce más de espíritus demoníacos, antes que del propio Espíritu Santo, a través de la Biblia.
■“Las ministraciones” o tumbaderas al suelo”,
■“Los encuentros, reencuentros y retiros” Etc.
Necesitan engañar y manipular a sus seguidores, con la finalidad de mantener su estatus social y económico.

Cuando el dinero escasea entonces inventan o asumen trucos y técnicas de “asalto o robo espiritual” que funcionan muy bien en otros lugares y “ministerios”, como los llamados “pactos”, que es un acto muy similar al “pago a la tierra” practicada por chamanes en Sudamérica y otros países. A la tierra se le “siembra” dinero, chicha de maíz, etc. como pago para a cambio recibir “bendiciones”. Siempre es el mismo principio de adoración directa a los espíritus demoníacos. Estos mercaderes de la fe y amantes de la avaricia tienen esto tan entornillado, en sus corazones amantes de los tesoros terrenales, que no dudan en mentir, manipular y engatusar a sus crédulos seguidores. El dinero es importante dicen a voz en cuello: “para que el reino se extienda” y tus ciegos seguidores dicen ¡Amén! Pero no saben que estos mercachifles del falso “evangelio” de la avaricia, hablan de su “reino” de engaño y de embustes. Cuando no hay dinero, sienten que la vida se les va y su desesperación es tal que echan mano de todo medio con el fin de mantener en pie su lucrativa “iglesia” o “negocio” “espiritual”.

Pero al Creador del universo damos toda gloria, porque su palabra, en la pluma del Apóstol Pedro, ya nos muestra las cualidades de estos individuos, que le venden las almas a Satanás, a cambio de la gloria de las riquezas.

2da. De Pedro 2:1-3 Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina. Y muchos seguirán sus caminos perniciosos, y por causa de ellos el camino de la verdad será blasfemado;
y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas, sobre los cuales la condenación ya de largo tiempo no se tarda, y su perdición no se duerme.

-La Biblia les llama falsos profetas, es decir falsos enviados, falsos hombres que hablan en nombre de Dios, cuando niegan con sus vida, palabras y actos al mismo Dios y a su palabra.

-Estarán en medio aun de los redimidos, aunque nunca fueron salvo, estarán ahí como la cizaña que crece junto al trigo, nacidos para juicio y condenados ya por la eternidad.

-Introducirán encubiertamente herejías destructoras, ¿Por qué destructoras? Porque el veneno de sus falsas enseñanzas, asegura la destrucción del alma y a su vez aseguran la muerte espiritual de muchos que los siguen ciegamente. Además de ello hay que destacar que la falsedad de sus enseñanzas es tan efectiva para la destrucción de congregaciones y concilios enteros desplazando la sana doctrina bíblica para dar lugar, a las experiencias, al espiritismo y a la sabiduría del hombre.

-Negaran al Señor, del cual pretenden ser sus “siervos”, y lo negaran, enseñando que la salvación no es efectiva y no es tan importante como si lo es el convertirse en una persona prospera y rica. Además de enseñar que la salvación depende del esfuerzo finito y con tendencia al pecado, que posee el ser humano.

-Serán destruidos repentinamente.

-Serán seguidos por miles. Tendrán “negocios” o congregaciones gigantes, como mega-iglesias o mega-negocios o mega-mataderos espirituales.
-Ellos traerán insulto y desprecio para el verdadero evangelio de nuestro Señor Jesucristo, a causa de hacerse pasar por “siervos” de Dios cuando simplemente son ministros y servidores del maligno. A causa de sus necedades, infatuaciones, liviandades y demás maldades, muchos negaran la fe en Jesucristo y aun otros dirán que el poder de Dios es ineficaz para cambiar a una persona y darle una nueva vida.
-Por amor al dinero, los placeres y todo deleite humano, harán de sus ciegos seguidores, mercaderías espiritualmente hablando, vendiéndolas al mejor postor, a Satanás el príncipe y padre de toda mentira. Y para llegar a ello, harán uso de palabras fingidas, palabrerías, fabulas, “sueños”, falsas profecías, adivinación y demás atrocidades que hoy se toman como manifestaciones del Espíritu.
Por ser apostatas y porque nunca nacieron de nuevo y como nunca fueron parte del cuerpo de Jesucristo, aunque estuvieron dentro del, su condenación no se tarda y una terrible expectación de condenación eterna les espera, por ser piedra de tropiezo para miles.

Estimado lector, es tiempo de regresar a las escrituras y desechar el veneno de la apostasía, que emborracha y sabe dulce pero su fin es hacer morir el alma y asegurar para siempre la muerte del espíritu. Si tiene pastores, o dirigente de su iglesia involucrada en la apostasía, huya de ese lugar, no sin antes dar la voz de alerta a muchos que viven encadenados a doctrinas de demonios.
La Palabra le dice a todas estas congregaciones: Apocalipsis 18:3-5 Porque todas las naciones han bebido del vino del furor de su fornicación; y los reyes de la tierra han fornicado con ella, y los mercaderes de la tierra se han enriquecido de la potencia de sus deleites.

Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas;
porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades.

Predique el evangelio, evangelícelos para que lleguen al conocimiento de la verdad, muchos de ellos, no son salvos. Hable de Jesucristo y la doctrina Bíblica y el Señor Salvara a través de su Santo Espíritu a aquellos que se añadirán a la verdadera iglesia Del Dios Viviente Columna y Baluarte de la Verdad, compuesta por todos los salvos por pura gracia y redimidos por la preciosa y santa sangre de nuestro señor Jesucristo para una vida eterna.

lunes, 24 de marzo de 2014

consejeria cristiana



La consejería cristiana es un ministerio de librar a las personas de las ataduras emocionales que les impide la felicidad y una vida victoriosa en Cristo. En el momento de recibir la salvación, Jesucristo nos perdona nuestros pecados y los echa al fondo del mar. Sin embargo, en muchas personas, quedan lastimaduras emocionales que necesitan ser sanadas. Esto también es parte del proceso de crecimiento espiritual y un gran paso hacia la santidad. El consejero cristiano es el instrumento de Dios para la liberación emocional y para encaminar al creyente hacia una vida plena en donde puede ser de bendición para otros.

En breve, se puede explicar la necesidad de la consejería de esta forma. El ser humano está constituido de una trinidad - espíritu, alma y cuerpo. El espíritu es la parte que necesita a Jesucristo como salvador, el cuerpo es la parte física que se puede enfermar, y el alma es la parte emocional. Con el espíritu sentimos la culpa y buscamos el perdón de Dios. Con el cuerpo sentimos el dolor físico y nos vamos con el médico a ser tratados. Pero, el alma también se lástima en lo emocional, pero no es siempre tan obvio, y pocas veces se busca solución, pero el daño existe. Cuando algo nos lastima emocionalmente decimos que nos duele hasta el alma. Más, sin embargo es de suma importancia buscar ayuda para esta parte de nuestra vida que no solamente nos daña a nosotros, sino también a los que nos rodean. Alguien con daños emocionales no puede ser efectivo en su vida cotidiana como padre o esposo, ni tampoco en el trabajo, y mucho menos en la obra de Dios - porque no lleva una vida feliz. Uno puede haber recibido a Cristo y amar a Dios, pero si sus problemas emocionales no están resueltos, no puede dar un buen testimonio. No olvidemos el deseo real de Dios en nuestras vidas, de que seamos plenamente felices. "El ladrón viene para hurtar y matar y destruir; yo (Jesús) he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia." Juan 10:10 Utilice esta explicación con personas religiosas que dudan de la eficacia de la psicología y que todavía no aprecian el ministerio de la consejería cristiana.

El consejero ministra a muchos tipos de personas con diferentes problemas. Muchos creyentes que nunca irían con un psicólogo, piden ayuda del consejero cristiano. Muchos inconversos que nunca se acercarían a un pastor evangélico, hablan de sus problemas con el consejero cristiano. De igual manera, muchos hermanos en Cristo comparten experiencias de sus vidas con el consejero cristiano, que les daría pena confesar a su ministro. No se limite de trabajar con personas de un solo sexo, ni de una sola religión. Como se ve, el consejero cristiano está en una posición muy especial para ayudar y ministrar.

Las personas vienen con el consejero cristiano comúnmente con problemas matrimoniales, con problemas en la relación padres-hijos, porque están sufriendo ansiedades o la depresión, y más veces de lo que quisiéramos reconocer porque hayan sido víctimas del abuso sexual o incesto en la adolescencia y no pueden superar las consecuencias emocionales en la adultez. Algunos consejeros se especializan en ayudar a la gente recuperarse del alcoholismo y drogadicción.

Sinceramente, para ser un buen consejero se necesita "entender la vida" y "no sorprenderse de nada." Se necesita comprender la vida de los jóvenes, la vida conyugal y poder hablar libremente del sexo. No digo que uno tiene que haber vivido los problemas para conocer la solución, pero si es a su favor tener edad y haber vivido algunas experiencias en la vida. En este trabajo, la experiencia si vale mucho. Después de todo, el trabajo del consejero cristiano es enseñarle a la gente como vivir, para que puedan tomar decisiones de acuerdo a la voluntad de Dios. La gente se educa y se madura con su consejero.

Ahora, la consejería cristiana no se debe confundir con el trabajo de discipulado o de dar estudios bíblicos. Eso sería ignorar el asesoramiento psicológico que se da. La consejería cristiana es terapia apoyada con la Palabra de Dios. Para ser un buen consejero cristiano hay que educarse en la psicología y en los problemas reales de la gente. Precisamente con este fin fue hecho el directorio de consejería www.psicologiapopular.com. Lee los artículos - cientos de artículos - y usted se educará en los aspectos prácticos de la psicología, útiles para la consejería.

Para empezar su ministerio de consejería, hay que conseguir personas que necesitan asesoramiento. Usted necesita promover su ministerio para conseguir pacientes.

1. Prepare tarjetas de presentación con su nombre, número de teléfono y el hecho de que eres miembro del (una asociación ministerial o profesional).

2. Vaya con los pastores del pueblo y explíqueles su ministerio. Pídales la oportunidad de hablar ante la femenil, el varonil, los jóvenes, etc. Ofrezca hablar sobre temas candentes como: "Cómo vencer la depresión", "Cómo prevenir el abuso sexual en los niños" y "Cómo ser buenos padres". Use los artículos dewww.psicologiapopular.com para preparar las pláticas.

3. Busque a líderes de estudios bíblicos en hogares y de grupos sociales de mujeres, y ofrezca dar una plática. Siempre y en todas partes, reparta sus tarjetas de presentación a todos presentes.

4. Si en su localidad se presentan programas cristianos en la radio o la televisión solicite una entrevista. Hable sobre la necesidad de estar sanos emocionalmente para poder servir a Dios como buenos padres, esposos, etc. No pague por la entrevista - que le inviten.

5. Más adelante, si usted es bueno para escribir o dar pláticas, puede poner estos por escrito en un libro o grabarlos en casete y venderlos en sus presentaciones.

6. Usted puede poner una página internet con unos artículos publicados por usted mismo. El fin no es para conseguir pacientes, sino para establecerse ante otros como un experto en consejería, y tener otra cosa de que hablar cuando usted promueve su ministerio. Use un proveedor gratis como Geocities.

Una pregunta importante es en donde asesorar a sus pacientes. No es recomendable usar su casa de oficina porque la gente le juzga por como se ve su casa, su jardín, sus hijos, etc. Como dijo Jesús, "Es difícil que el profeta sea reconocido en su propia tierra." Bueno, siempre hay excepciones, y quizá usted puede acondicionar una oficina adecuada en su casa. Sin embargo, toma como regla, que lo menos que sabe el paciente de su vida, mejor.

Si no tiene una oficina, usted puede ir con el paciente y visitarlo en su casa. Esto tiene dos ventajas. Primero, a la gente le gusta la atención personal y la conveniencia. Para usted, la ventaja es que hay menos cancelaciones de citas - que es siempre un problema en este ministerio. Acuérdese que está trabajando con gente que cuenta entre sus problemas la inconstancia. Es más cansado ir a las casas, pero con tres visitas al día, se puede ganar un sueldo módico. Recuerde que la gente apenas le está conociendo. Su ministerio crecerá.

Lo más recomendable es tener una oficina proporcionada por una iglesia gratis y de preferencia en un lugar céntrico o en una zona residencial. Después de que la gente en su pueblo le vaya conociendo, oramos a Dios que una iglesia desea apoyar su ministerio con el simple hecho de prestarle un cuarto entre semana. Así la gente viene con usted, y usted puede atender a más personas. Usted puede ofrecer asesorar a los miembros de la iglesia a mitad de precio, en cambio de la oficina. Sea en donde sea su oficina, siempre mantenga una mesa o escritorio para mantener la distancia entre el paciente y usted.

Es menester guardar un archivo de datos sobre cada paciente con un repaso de cada sesión con el. El archivo debe incluir: 1) Su nombre, 2) Su dirección, 3) Sus números de teléfono - casa, oficina, celular, correo electrónico, 4) Fecha del primer contacto con el paciente y su naturaleza, 5) Información demográfica, sexo, edad, etc., 6) Un récord correcto de la evaluación y tratamiento dado al paciente y cualquier cambio significante a través de la terapia, 7) La "Forma de consentimiento para recibir consejería cristiana" y otros contratos, 8) La fecha y naturaleza de cada asesoramiento dado, 9) Los nombres de los individuos con quién usted haya consultado acerca del paciente y la razón, 10) Una copia de cada examen psicológico dado y reporte escrito, 11) Récord de "pagos". Sea profesional y guarde siempre en confianza esta información.

El archivo también debe incluir la siguiente información apropiada y relevante: 1) La persona que le refirió, 2) Información familiar - estado civil, hijos, etc., 3) Información o condiciones especiales que pudieran impactar la terapia o causar estrés en el paciente - impedimento sensorio, nivel socioeconómico, impedimento físico, etc., 4) Observaciones acerca del lenguaje del individuo - no puede hablar bien, el español no es su idioma nativo, no puede leer, etc., 5) El historial médico/psiquiátrico - enfermedades, tratamiento, nombre de doctores, 6) Historial de uso de medicamentos y abuso de drogas y tratamiento recibido, 7) Patrón de uso de alcohol y tratamiento recibido, 8) Nombre del médico personal del cliente, 9) Número de teléfono con quien hablar en caso de una emergencia en que se incapacita el paciente. Mantenga al día la información y guarde los archivos de sus pacientes después de asesorarlos "para siempre."

Antes de terminar se tiene que considerar cuanto cobrar. Como consejero cristiano y miembro del clero, el término más apropiado sería, cuanta ofrenda pedir por sus servicios. Para empezar pida la mitad de lo que cobra un psicólogo, hasta que usted gana experiencia y clientela. Siempre hay casos cuando es necesario cobrar menos y aun hacer el trabajo gratis. Acuérdese que es un ministerio.

En conclusión, unas palabras francas sobre los aspectos legales de dar asesoramiento sin ser psicólogo. Los miembros del clero inventaron la consejería hace siglos, siempre han sido consejeros, y pueden aconsejar sin una licencia profesional. En los EEUU y otros países, se comprueba que es miembro del clero con el "Certificado de Ordenación." Consiga uno cuanto antes. Sin embargo, sin una licencia profesional de consejería o psicología, no se puede cobrar, pero si se puede recibir "donativos sugeridos" por sus servicios como miembro del clero.

En un país tan litigioso como los EEUU, prepare un formulario que cada paciente tiene que firmar declarando claramente que usted no es psicólogo, sino consejero cristiano y miembro del clero, que el paciente acepte recibir consejería cristiana que incluye prácticas espirituales, y que usted recibe remuneración por sus servicios en forma de "donativos sugeridos." Si el paciente es suicida o tiene una enfermedad mental, no lo atienda - refiéralo inmediatamente con un médico, psicólogo o psiquíatra.

No deje de prepararse para el ministerio de la consejería y de educarse en la psicología. Que Dios le de sabiduría al escuchar atentamente, sin juzgar y sin condenar, las historias que las personas le presentan, pero al mismo tiempo, ayudándoles a que examinen estas historias con el lente de Dios y con ojos espirituales. Que Dios le bendiga en su nuevo ministerio.

La información en esta publicación es solamente una guía para el ministerio y no pretende ofrecer consejo legal de ninguna manera o forma. El artículo es una obra de referencia que puede o no ayudarle a hacer decisiones informadas acerca de su ministerio. Ni el autor, ni esta página internet son responsables por ninguna repercusión legal o consecuencias negativas resultando del uso de esta información.

Actos Buenos


Los actos buenos salen del corazón, son abundantes para enriquecer también a otros. Así como el fruto de un árbol no depende de la rama sino de la savia, así nuestros frutos depende de la obra del Espíritu Santo en nosotros, el hombre bueno saca del buen tesoro de corazón con tanta naturalidad como el árbol da frutos.
Un árbol enfermo da frutos malos o no los da, porque su fuente, su corazón esta lejos de Dios, el fruto revela la condición del corazón "del corazón mana la vida... porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es el"
Lucas 6:43-45 "no es buen árbol el que da malos frutos, ni árbol malo el que da buen fruto. Porque cada árbol se conoce por su fruto; pues no se cosecha higos de los espinos, ni de las zarzas se vendimian uvas. El hombre bueno, del buen tesoro de su corazón saca lo bueno; y el hombre malo, del mal tesoro de su corazón saca lo malo; porque de la abundancia del corazón habla la boca"