Bienvenidos a nuestro blog somos los Pastores Victor & Sonia Ortiz Pastoreamos La Iglesia de Restauracion Palabra de Vida,CIPP ubica en elizabethtown Kentucky en este blog podras encontrar material de edificacion al igual que chat y programacion en vivo para mas inf 1-484-756-0387

miércoles, 5 de diciembre de 2012

Hablando saviamente

HABLANDO SABIAMENTE SE EVITAN PROBLEMAS. Me reafirmo, en que la mayoría de la gente se mete en problemas innecesarios porque son muy ligeros e impulsivos al hablar, y no usan las palabras adecuadas o el tono de voz correcto, pues aveces el problema no es lo que dicen, sino el cómo lo dicen (Pr.15:1).

Puede que su intención sea buena, pero si usted no usa las palabras correctas en esa conversación, quien te oye puede malinterpretar lo que dices o entender otra cosa totalmente distinta; entonces vienen las enemistades por rumores de cosas que tu jamás dijiste. Así que, es mejor pensar cómo vamos ha responder; pensar lo que vamos ha decir, antes de decirlo.

La Biblia dice: "Andad sabiamente para con los de afuera, redimiendo el tiempo. Sea vuestra palabra siempre con gracia, sazonada con sal, para que sepáis como debéis responder a cada uno" (Colosenses.4:5-6).

martes, 4 de diciembre de 2012

Conflictos en la Iglesia


CONFLICTO EN LA IGLESIA ¿Por qué murmuras a espaldas de tu hermano, cuando tú mismo no haz tenido el valor de hablarle de frente? Si amas a tu hermano ¿Por qué entonces hablas a espaldas de el?  ¿No sabes que quien acostumbra a hablar a espaldas de su hermano, es chismoso y murmurador?

Si tienes un conflicto con tu hermano, ve y habla de frente, no a espaldas. Solo los cristianos que resuelven sus conflictos hablando de frente, han alcanzado madurez en Dios.

La Biblia dice: "No murmuréis los unos de los otros" (Santiago.4:11). "Por tanto, si tu hermano peca contra tí, ve y repréndele estando tú y él solos; si te oyere, has ganado a tu hermano..." (Mateo.18:15).

lunes, 3 de diciembre de 2012

Etica ministerial







ALGUNAS CONSIDERACIONES SOBRE “ETICA MINISTERIAL”

Según una definición del diccionario la ética es “Principios de conducta moral que gobiernan a un individuo o a un grupo”. También se puede decir que una acción o algo es ético cuando se conforma a un código aceptado y correcto de conducta moral.


En cualquier colectivo o actividad del ser humano existen normas de comportamiento y conducta ética para el buen funcionamiento de dicho colectivo. Si eso es así en el ámbito secular, o del mundo, cuando más no tendría que serlo también en el terreno espiritual..?

UN CODIGO DE CONDUCTA MINISTERIAL SUPERIOR.


Por razón de nuestro oficio y cargo nuestra ética debe ser superior a la de los hombres que nos rodean. Hay una idea bastante extendida, de que como servimos a Dios, y somos más “espirituales” estamos exentos de cualquier comportamiento que se considera correcto en la sociedad, y no tenemos que responder ante ella.


No podemos presentarnos ante la sociedad y pretender ser escuchados, con unas normas morales y éticas inferiores a las que ellos mismas practican. Un predicador dijo en cierta ocasión: “La unción no cubre la falta de excelencia.”

Como hijos de Dios y embajadores de Cristo, no podemos tener un nivel de ética inferior a lo que el mundo practica. Todas las profesiones liberales (abogados, médicos, ingenieros, etc) tienen un código ético o de conducta entre ellos mismos. Y es la práctica normal que al licenciarse o graduarse de sus estudios, e inscribirse en un colegio profesional de una ciudad, estas normas se aceptan y se acatan, pues su no cumplimiento o la violación de esas normas, la primera consecuencia es el descrédito entre sus mismos compañeros. No podía ser menos entonces entre los ministros del evangelio, al contrario tiene que ser superior.

LO QUE GOBIERNA LA ETICA MINISTERIAL.

La ética del cualquier ministro o pastor debe estar dirigida y gobernada por el principio bíblico en palabras de Jesús. “Así que todas las cosas que queráis que hagan los hombres con vosotros; así también haced vosotros con ellos: porque esto es la ley y los profetas”. (Mateo 7:12) En versión ministerial resumida se puede decir: Tengo que hacer a otros ministros, lo que yo quiero que ellos me hagan a mi, y no hacerles lo que yo no quiero que me hagan a mí.

Aunque suframos desengaños, decepciones y abusos, no podemos reaccionar como el mundo, tomando venganza o represalias nosotros mismos contra esos abusos. Eso sería seguir las reglas de este siglo malo.


LA BASE DE LA ETICA MINISTERIAL.


La integridad es la base de la ética del pastor o ministro. Integro quiere decir, entero, sin faltas. La integridad habla de solidez moral, honestidad, sinceridad, transparencia, entereza y honradez en nuestro trato con los demás.


El ministro no debe caer en lo que últimamente se ha dado en llamar la “ética de la situación”. Es decir que un comportamiento es bueno, según, donde, cuando, y con quien y el momento de hacerlo. El ministro no debe actuar en diferente forma y con distintos standards de acuerdo a las circunstancias que nos rodean. Este modelo de ética elimina los valores absolutos de la Palabra, acerca de lealtad, fidelidad y compromiso. La mejor fuente de integridad es la Biblia. Ella no cambia según las circunstancias, situaciones o el ambiente que rodea la sociedad. Sus verdades son absolutas y eternas.

ETICA MOTIVADA EL AMOR Y LA NEGACION PROPIA.
El Apóstol Pablo fue un ejemplo de ministro con alto nivel de integridad. El aconsejaba a las iglesias a caminar en amor y en una actitud de negación propia. Filipenses 2:3-8 nos da una lista de actitudes que enseñan la practica de “caminar en amor”. Jesús, nuestro modelo, durante su ministerio vemos tres rasgos que destacan:

a) Un alto nivel de integridad

b) Practicó una vida de negación propia

c) Caminó en amor hasta el final.

DOCE NORMAS DE ETICA MINISTERIAL

1.- Honra a los demás compañeros en el ministerio, aunque no estés de acuerdo con ellos.

2.- Nunca trates de destruir la reputación de tu compañero en el ministerio.

3.- Nunca trates de edificar tu iglesia atrayendo las ovejas del vecino.

4.- Es una práctica inmoral tratar de cubrir una posición ministerial en tu iglesia, atrayendo a la persona de otra iglesia; sea porque le ofrezcas una promoción, mejor salario, o lo que fuere.

5.- Cuando un miembro de otra iglesia quiere integrarse en la tuya, no aprovechar la oportunidad para desprestigiar a su pastor anterior.

6.- Nunca debemos tomar ventaja económica de tus compañeros en el ministerio o de los miembros de tu iglesia.

7.- Niégate a aconsejar a las ovejas de otro pastor.

8.- Siempre que invites a un compañero a ministrar en tu púlpito, hónralo económicamente porque el obrero es digno de su salario.

9.- Nunca debemos aprovechar la visita de un predicador para decirle a la iglesia que den una ofrenda abundante, con el propósito de suplir las necesidades de tu iglesia. Es pecado y falta de honradez no darle al ministro todo lo que la iglesia ha contribuido en base a la demanda realizada en la ofrenda..

10.- Nunca debemos pedir una ofrenda para uno mismo, en otra iglesia donde este invitado a predicar., sin el permiso o autorización del pastor.

11.- Si estás visitando otra iglesia, nunca permitas ser usado por ningún miembro para que ellos te manifiesten sus quejas contra el pastor. Eres huésped del pastor y debes honrarlo ante su gente.

12.- Nunca debemos hablar de los defectos que notemos en otro pastor, con alguno de sus miembros.
Estas doce reglas no son las únicas, pero si pueden ser consideradas básicas, y si las practicamos, no solo tendremos el respeto de nuestros compañeros, sino también el de nuestra propia iglesia, y la comunidad cristiana.

Voto Nazareo



Voto Nazareo 

(En hebreo . nâzîr, separado -dedicado, consagrado; del verbo nâzar, separar-s]", consagrar-se "dedicar[se]" o abstener-se-para uso ceremonial o religioso).

El voto de Nazareo podía ser por un tiempo o de por vida.En el libro de Números cap 6 se muestra lo que tenia que hacer un nazareo,pero en este caso ,voluntario,es decir ,el se presentaba a Dios y hacia este voto.Aunque también podía ser que EL no hubiera echo voto,como Samuel o Sansón.Como recordaras,no podían tocar cadáveres,y en el caso de Sansón el si toco muchos cadáveres y además mato a un león

Persona que tomó ciertos votos especiales voluntarios y temporarios con los que se dedicó a Dios (Nm. 6:2). Quien hacía el voto seguía viviendo una vida normal en la sociedad, con la excepción de que:

1. Se abstenía de todo producto derivado de la vid (vs 3, 4).
2. Dejaba de cortarse el cabello (v 5).
3. Se abstenía de acercarse a un cuerpo muerto para evitar la contaminación ritual (v 6); si por accidente se ponía en contacto con un cadáver debía ofrecer sacrificios específicos y comenzar de nuevo todo el período de su voto (vs 9-12). Un nazareo era "santo para Jehová" todos los días de su "nazareato" (separación; v 8).

Al final del período que había especificado se debía presentar ante el sacerdote con ciertos sacrificios indicados, y se debía cortar el cabello y quemarlo (vs 13-21).

Algunos, como Samuel (1 S. 1:11) y Juan el Bautista (cf Lc. 1:15) fueron nazareos para toda la vida. Los padres de Sansón recibieron la instrucción de que su hijo debía ser nazareo desde su nacimiento (Jue. 13:5, 7), pero éste fue notoriamente infiel a ese voto. Amós menciona a ciertas personas impías que tentaron a un grupo de nazareos a quebrantar sus votos de abstinencia total de bebidas embriagantes (Am. 2:11, 12). Pablo hizo lo que aparentemente era una forma modificada del voto de nazareo como preparación para su última visita a Jerusalén (Hch. 18:18; 21:20-26). No hay registros de personas que voluntariamente hayan hecho el voto para toda su vida, y en todos los casos fueron los padres quienes tomaron tales votos en favor de sus hijos



domingo, 2 de diciembre de 2012

Escudri~e


ESCUDRIÑE, NO TRAGUE CUENTOS. ¿Quien le dijo que los ministros no se equivocan? Hermanos en Cristo, Dios nos llamó a Escudriñar las Escrituras, no a tragar cuentos (Jn.5:39). Si su pastor o algún evangelista o profeta presenta como enseñanza algo que no tiene fundamento bíblico coherente, NO se puede aceptar. Porque nadie, absolutamente nadie, puede estar por encima de la Palabra de Dios (1 P.4:11).

Usted y todo cristiano tiene el derecho a discernir y analizar lo que oye del predicador y cuestionarle cuando su enseñanza no es bíblica. A esto se refería Jesús cuando dijo a sus discípulos: "Mirad que nadie os engañe"; "Guardaos de los falsos profetas"; "Sed, pues, prudentes como serpientes, y sencillos como paloma" (Mt.10:16; 24:4-4). Por favor, hermano y amigo, aprenda a escudriñar la Escritura, y no coma cuentos y fabulas que no son bíblicas de hombres corruptos.

Hoy lo más que abunda son pastores y evangelistas diciendo disparates, tont...
erías, que en sus argumentos apenas citan Biblia, y de lo único que hablan es de chistes, ideas y razonamientos humanistas. Cuando el deber de todo siervo de Dios es predicar la Palabra de Dios tal y como está Escrita, sin quitarle ni añadirle (Apoc.22:19).

Además, un verdadero ministro de Dios admite ser refutado en su enseñanza cuando ésta no es bíblica. En cambio, el falso profeta, falso evangelista, falso pastor NO admite ser refutado, y siempre pretende tener la razón en todo aunque no la tenga, con el fin de manipular a su antojo al pueblo de Dios para su propio lucro personal. Hoy día, muchos ministros son altivos, prepotentes y se niegan a admitir cuando están equivocados en su doctrina, y cuando usted los confronta humildemente por la Biblia, dicen: "ah, quien eres tú para contradecir al ungido", "cuidao, Dios te va a maldecir", "no hables del ungido", "aquí se hace lo que yo digo, o si no te pongo en disciplina". Amados hermanos, eso no es de Dios. Esto lo hacen para amedrentar e intimidar, y controlar la iglesia a su antojo.

El apóstol Pablo NO prohíbe el que se señale a los ancianos (obispos, pastores, ministros); por el contrario, Pablo enseña a que se denuncie a cualquiera de ellos que cometa irregularidades, esto, con dos o tres testigos (1 Tim.5:19). El apóstol Pablo resaltó el buen ejemplo de los primeros cristianos de Berea, los cuales comparaban Escudriñando las Escrituras para ver si lo que ellos predicaban eran veraz (Hch.17:11). También Pablo exhorta a los creyentes a que les "tapen la boca" con reprensiones y amonestaciones, a todos aquellos que trastornan a los demás enseñando cosas contrarias a la sana doctrina bíblica (Tito.1:11). Porque, amados hermanos, Dios nos llamó a Escrudiñar, no a tragar cuentos. Escrito está: "Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios... para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo (1 P.4:11).

SI ALGUNO NO HABLA CONFORME A LA ESCRITURA, MEJOR LE SERÍA CERRAR LA BOCA