Bienvenidos a nuestro blog somos los Pastores Victor & Sonia Ortiz Pastoreamos La Iglesia de Restauracion Palabra de Vida,CIPP ubica en elizabethtown Kentucky en este blog podras encontrar material de edificacion al igual que chat y programacion en vivo para mas inf 1-484-756-0387

sábado, 23 de junio de 2012

Metodos G12 en la Iglesia de Jesucristo Part2


Métodos del G12 en la iglesia de Jesucristo
Idolatría hacia músicos, cantantes y líderes cristianos.
Hombres amadores de si mismos que al predicar hablan más sobre si mismos, que sobre Dios.
Un falso evangelio de prosperidad que no toma en cuenta que el amor al dinero es enemistad con Dios, y de declaraciones positivas que deja completamente de lado la voluntad del Señor para la vida de cada uno de sus hijos.
Vendedores de coberturas, los cuales enseñan que de no estar bajo el liderazgo de alguno de ellos no se posee la cobertura y/o protección de Dios.
La Psicología metida dentro de la iglesia con el nombre de sanidad interior, la cual lleva a tener que recordar todos los pecados que se cometieron antes de aceptar a Cristo, en lugar de dejarlos atrás, por que al parecer, para muchos hoy en día la sangre de Jesús no es suficiente para limpiar a los hombres de sus pecados.
Encuentros, talleres, congresos, estudios bíblicos, y muchísimas otras cosas motivacionales, las cuales dejan gran rédito a los que los promueven, pero que no cambian la vida de nadie, ya que el único capaz de hacer eso es Jesucristo, y no lo hace con motivaciones, sino a través de su Espíritu Santo, y por el hecho de buscarle y amarle.
El sacar fuera de contexto la palabra de Dios para obtener beneficio de ello.
El muy notorio abuso de autoridad de parte de los líderes de hoy, mencionando a menudo que si no están de acuerdo con ellos se pueden ir. Como si fueran ellos los dueños de la iglesia del Señor.
La difamación y discriminación hacia aquellos que desean predicar la verdadera y sana doctrina de Jesús, por quienes se llaman a si mismo lideres, por el solo hecho de sentirse aludidos y no querer reconocer sus pecados.
La promoción de músicos, líderes, apóstoles, pastores y demás, en televisión, radios, y medios gráficos, poniéndolos como estrellas del evangelio, y olvidando que toda gloria y honra debe ser para el Señor.
La venta de la misericordia de Dios y todas sus bendiciones, promovidas por televisión en forma de “pactos” los cuales llevan a los hombres a ir detrás de los panes y los peces en lugar de ir tras aquel que nos ha regalado la vida eterna.
El correr detrás de las fabulas, tales como la lluvia de polvo de oro, la caída de diamantes, y tantas otras barbaridades que se escuchan hoy en día.
La aceptación del pecado y de la promiscuidad dentro de la iglesia al nombrar pastores y líderes homosexuales en diferentes partes del mundo, y el andar tapando los adulterios y aventuras de tantos otros.
La división de la iglesia entre las cosas apostólicas y pastorales, por aquellos que autonombrandose apóstoles, y que sin tener una iglesia propia, van por el mundo enseñando barbaridades, las cuales se contraponen totalmente con lo escrito en la Biblia, poniéndose a si mismos como máxima autoridad puesta por Dios sobre la tierra (lo mismo que hicieron los católicos con el papa) declarando que este es un nuevo tiempo apostólico y que ellos van impartiendo reino, ignorando por completo que todo tiempo es de Dios, y que solo Dios puede impartir su reino a los hombres, porque El es el Rey y no unos tristes y errados hombres.
El gran amor que se tiene hoy por los títulos, los nombramientos, los cargos y todo tipo de lugar que deje fama, dinero y reconocimiento, olvidando que Jesús enseño que aquel que quisiera ser el mayor, debía servir a sus hermanos.
Los convenios que hoy existen entre los políticos y los lideres de la iglesia, sin ni siquiera impórtales que la mayoría de esos políticos están a favor del aborto, la prostitución, y muchísimas otras cosas que van en contra de la voluntad de Dios.
Viajes astrales disfrazados de espiritualidad para liberar a los cautivos, siendo que Jesús es el único que nos puede hacer verdaderamente libres.
La transformación del evangelio a un evangelio light y de solo promesas, sin obligaciones, el cual solo habla de que por ser hijos de Dios tenemos “derecho” a exigir sus bendiciones, dejando de lado, toda obligación de vivir en santidad y de obedecer la palabra de Dios, para que estas promesas puedan verse cumplidas en nuestras vidas.
Los hombres de doble cara que predica en los pulpitos, pero que luego en sus vidas diarias salen a decir que se embromen si les sacan el dinero por no usar el discernimiento.
El dar lugar en las plataformas a aquellos que por tener dinero, preparación, y ser buenos en los negocios, se los ha tomado como ejemplo a seguir, sin tener en cuenta su vida diaria, y los frutos que estos tienen.
Los yugos, dogmas, reglas, e imposiciones de lideres, impuestos sobre todos aquellos que desean servir al Señor, de los cuales la Biblia no hace mención alguna, sino que muy por el contrario, Jesús enseño que el vino a hacernos libres, y que el único yugo que debíamos cargar era el suyo y no el de los hombres.
Y muchísimas otras cosas, las cuales de querer mencionar todas seria imposible hacerlo ya que seria una lista interminable.
YA BASTA!!!!!
Hasta cuando la iglesia de Dios seguirá aguantando todas estas cosas…?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario